lunes, 2 de septiembre de 2013

¿Qué fue de Victor Barria?

Nombre: Victor Manuel Barria Rabanal
Nacionalidad: Chileno (Frutillar)
Posición: Mediocampista o lateral derecho
Temporadas en Provincial Osorno: 6 (1990, 1992, 1995 a 1998)
Club Anterior: Inferiores.
Club Posterior: Audax Italiano



Lo primero, ¿En que está Víctor Barría hoy día? ¿De qué forma sigues ligado al fútbol?

Después de haberme titulado como DT en el INAF, con muy buenos resultados (premio Excelencia Académica Pedro Morales) el año 2011, comencé a trabajar en escuelas de fútbol, el año 2012 fui nombrado jefe técnico de las inferiores de Deportes Temuco y trabajé hasta el mes de julio del año  en curso, terminó mi trabajo a raíz de la fusión de los 2 clubes de Temuco.
En estos momentos trabajo para la municipalidad de Frutillar, específicamente en la oficina de deportes y dirijo la escuela de fútbol Colo Colo.

Jugaste más de 100 partidos en primera por Provincial Osorno. ¿Te sientes parte de la historia de Provincial Osorno?

Si claro, no fueron partidos cualquiera, sino de la mejor época del club y junto a Víctor Monje fuimos los dos canteranos que jugábamos. No era fácil jugar en esos equipos, muy buenos jugadores en muy buenos torneos.

Daba la sensación de que podías jugar en varias posiciones, medio de contención, tirado a la derecha o más adelantado, incluso de lateral derecho. ¿Te sentías cómodo jugando en varias posiciones?

En todas esas posiciones jugué, Malbernat logró sacar el potencial que tenía adentro. En esa época me costó defender, me sentía más cómodo atacando, toda mi formación fui atacante o volante ofensivo, pero después con trabajo terminé madurando mucho tácticamente y pude jugar en todas las posiciones antes mencionadas.

En el 95 se le ganó al Colo-Colo de Benitez y a la UC plagada de figuras. En el 96 se le ganó a la U, que era bicampeón y base de la selección chilena. En el 97 se ganó en San Carlos a la UC, que venía de ser campeón y estaba peleando por un nuevo título. ¿Qué recuerdas de esos partidos en particular?

Partidos de gran nivel con jugadores brillantes, de mucha intensidad, con el Parque Schott lleno de gente, éramos locales ante cualquiera y nuestro equipo era muy fuerte.
Recuerdo que se decía que el equipo grande que ganaba salía campeón, y no se si coincidentemente, así fue. El cementerio de los elefantes era llamado el Parque, caían los grandes.

El 98, cuando parecía que Osorno había dado un paso grande a la salvación ante Wanderers, y vino la promoción con Santiago Morning ¿Fue muy duro el descenso del 98?

Con Víctor Monje nos abrazamos y lloramos como 1 hora. Lo más duro sin duda y algo que no me gusta recordar.

Un hecho anecdótico. ¿Cómo te sentiste cuando viste publicado tu sueldo en la portada del diario austral cuando las cosas no estaba saliendo bien el 96? ¿Lo recuerdas?

Yo no tenía mucha experiencia, pero una sensación de pena, de impotencia, no por lo de los montos ni nada, sino porque los dirigentes y nosotros debíamos ser uno solo y parecíamos delincuentes o enemigos, por eso lo digo. Eso dolió mucho, una vez un dirigente me humilló, lo saludé en ese entonces y me dejo con la mano estirada y me miró muy mal desde abajo hacia arriba.

Tú que trabajas en la formación de jugadores, ¿ves que en la zona hay potencial para elevar el nivel actual de los clubes de la zona en el futuro y llevarlos al protagonismo nacional que se tuvo en tu época de jugador?

Hay mucho potencial, se dice que: “En todos los lugares hay buenos jugadores”. Invito a los clubes a que hagan una estadística de la cantidad de jugadores de la región que están en otros equipos, son muchisimos y mientras los clubes no inviertan en las divisiones inferiores esto seguirá pasando, lamentablemente.               
Sin dudas si alguien hace un trabajo serio, profesional y con las personas indicadas a un mediano y largo plazo habrían jugadores en el primer nivel del ámbito profesional

Para cerrar, un mensaje para el nuevo proyecto futbolístico que quiere mantener vivo el fútbol en la ciudad de Osorno. Muchas gracias por tu tiempo.

Felicitaciones por las ganas, el empuje y el coraje, de corazón lo digo, pero hoy día se necesita mucho más que eso. Creo que hoy día aun no se dimensiona la realidad. Todos de una u otra manera, con menos o más responsabilidad, fuimos culpables, se necesita de todos para renacer, no sólo de un puñado de gente.



Más información de plantel y estadísticas de 1990 aquí.
Más información de plantel y estadísticas de 1992 acá.
Más información de plantel y estadísticas de 1995 aquí.
Más información de plantel y estadísticas de 1996 acá.
Más información de plantel y estadísticas de 1997 aquí.
Mas información de plantel y estadísticas de 1998 acá.

4 comentarios:

  1. Gracias Víctor Barria por todo lo q le diste a Osorno. Como olvidar esos 2 goles q le encajaste a Ohiggins, especialmente el último. Un golazo.
    Saludos desde Santiago.

    ResponderEliminar
  2. Victor, agradecer el tiempo que te tomaste para responder. Como lo dices en la entrevista junto a Victor Monje eran los jugadores de la zona que siempre estaban en los equipos titulares cuando se jugaba en el primer nivel nacional. Siempre rendiste en donde jugaste (y lo hiciste mucho). Pronto subiré la entrevista a Mario Vanemerak, que habla muy bien de tí cuando trabajaron juntos en el cuerpo técnico del 2008.
    Saludos y la mejor de las suertes en tus proyectos futuros.

    ResponderEliminar
  3. su segundo apellido es ravanal no retamal,saludos

    ResponderEliminar